depresión

Depresión: un padecimiento que también afecta la salud de la boca

La depresión es un mal que nos afecta mental y físicamente. Posee un carácter severo y puede acompañarnos durante muchos años con sentimientos de culpa, tristeza, pérdida de interés o pasividad. Pero lo que muchos no saben es que la depresión tiene mucha relación con la salud bucal. ¿Quieres saber más? Desde nuestra clínica dental en Vitoria te damos todos los detalles.

Algunos números importantes

Alrededor de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, según algunas asociaciones. Solo en España, 1 de cada 100 niños y 1 de cada 10 adultos tienen algún problema relacionado con la salud mental. En el segundo grupo, el 6,7 % tiene depresión.

En lo que se refiere a la salud bucal, el 60 % de los pacientes que sufren depresión aseguran tener dolor dental relacionado con ello, y el 50 % afirma que no tiene buena salud bucal.

Sequedad bucal, placa dental, bruxismo y otros padecimientos que incluso se relacionan con los medicamentos para tratar la depresión se agravan considerablemente durante este estado.

Efectos de la depresión en nuestra salud bucal

Ya dijimos que las tensiones derivadas de la depresión pueden provocar problemas graves tanto en los dientes como en el resto del cuerpo, como dolores de cabeza, malestar general, gastritis, problemas del corazón, etc. A continuación te detallamos los más comunes.

Bruxismo

El bruxismo puede ser consecuencia de un estado depresivo, tanto en una fase leve como una muy severa. Apretar los dientes cuando duermes o incluso en tus quehaceres diarios puede ser algo muy común cuando tienes este padecimiento.

El bruxismo deriva en dolores de cabeza continuos, molestias en la columna vertebral, dureza en la mandíbula e incomodidad en la masticación, etc.

Mal aliento y caries

Los medicamentos relacionados con la depresión pueden causar algunos problemas bucales: mayor acidez salival, afección al esmalte, menor cantidad de saliva…

En casos severos de depresión, la limpieza bucal puede verse afectada. Esto se deriva en mayor placa bacteriana debido a no usar hilo ni pasta dental. Una mala alimentación también es común en la depresión, además de dejadez para visitar al odontólogo. Todas estas razones pueden provocar caries y mal aliento.

depresión

Periodontitis y gingivitis

La depresión puede afectar nuestro sistema inmunológico, el cual se encarga de luchar contra las bacterias que causan múltiples enfermedades, entre ellas la periodontal y la gingivitis. Las infecciones y el sangrado de las encías unidas a las inflamaciones pueden ser comunes con este padecimiento.

Xerostomía

La xerostomía o boca seca puede ser causa directa de la depresión y el estrés o efecto secundario de los fármacos que estemos ingiriendo durante su tratamiento.

El efecto de una boca seca es muy perjudicial, puesto que es una de las primeras defensas contra la placa. Esto facilita la aparición de caries, padecimientos en las encías e infecciones

Cáncer bucal

Una depresión puede hacer que llevemos malos hábitos como fumar en grandes cantidades. Esto es, por supuesto, perjudicial incluso para nuestra boca con la posibilidad de desarrollar cáncer bucal.

En definitiva, la depresión puede provocarte importantes afecciones en tu boca. La pasividad, los malos hábitos, la pésima alimentación y el estado anímico son claves para la aparición de muchos padecimientos. Ponte en contacto con nuestra clínica dental en Vitoria para encontrar la solución que estás buscando.

clinica dental susana ocio

¿Te hemos convencido? Si tienes alguna duda o crees que te podemos ayudar, es tu oportunidad. Solicita cita y estudiaremos tu caso para ofrecerte las mejores alternativas.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email