consejos para mantener las encías sanas

Manten tus encías sanas con estos consejos básicos

Mantener las encías sanas es posible con unos cuidados básicos. Te ofrecemos una serie de consejos para que lo consigas y mantengas a raya las enfermedades de las encías.

El cuidado de las encías es fundamental para poseer una salud bucal perfecta. Así, hay personas que son más propensas a sufrir inflamación de las encías (gingivitis) y tienen que tener un cuidado más especial sobre la limpieza de las mismas.

Gingivitis y periodoncia

Los malos hábitos como la falta de higiene, el cepillado erróneo, el no enjuagarse o no utilizar hilo dental son algunas de las causas que aceleran la aparición de la gingivitis. Además, es importante destacar que una inflamación de las encías grave y que no se trata a tiempo, puede llegar a provocar periodontitis.

La periodontitis es una enfermedad en la que se pierde la unión entre colágeno y hueso y hacen que se pierda el soporte de las piezas dentales. Si esto sucede, es posible llegar a la necesidad de recurrir a la periodoncia. La periodoncia es esa rama de la odontología encargada de estudiar todos los tejidos que soportan los dientes.

Consejos para mantener la salud de las encías

Estos son algunos de los consejos que queremos darte para mejorar la salud de las encías y evitar la gingivitis y periodontitis:

Cuida con mimo la higiene de tu boca.

Es imprescindible realizar mínimo 3 limpiezas diarias con cepillado. Estas deberán realizarse tras cada comida y con un cepillo suave o dureza media. Se desaconseja evitar cepillos muy duros o ejercer mucha fuerza durante el cepillado, ya que eso puede provocar abrasión dental.

Utiliza hilo dental y cepillos interdentales.

En ocasiones, es necesario utilizar más elementos que el simple cepillo con pasta de dientes. Entre los dientes siguen quedando restos de comida que pueden provocar sarro. Para eliminarlos, es conveniente utilizar los cepillos interdentales entre ellos o bien limpiarlos con ayuda de un hilo dental.

Inspecciona tus encías periódicamente.

Es conveniente fijarnos cada poco si nuestras encías sangran, están rojas, hinchadas o sufren algunos cambios. Esto nos alertará sobre posibles problemas y nos llevará a consultar con un especialista a tiempo.

revisión de encías

Consume alimentos favorables.

El cuidado de las encías, al igual que el resto de la boca, se fundamenta en utilizar alimentos bajos en azúcares y grasas. También se desaconseja el consumo de grasas como mantequilla y productos de bollería, pues todo ello inflama las encías. No obstante, hay un alimento recomendado para prevenir caries y periodontitis: la raíz seca de regaliz.

No consumas alcohol ni tabaco.

Las drogas en general provocan la irritación de las encías y llegan a desencadenar infecciones que afectan a las mismas.

Elimina de tu dieta bebidas ácidas o azucaradas.

Además, si estas bebidas se consumen muy frías pueden afectar a los elementos de nuestra boca.

Activa tus encías.

Para ello, lo mejor es ejercitarlas a través del consumo de determinados alimentos. Uno de ellos es la manzana, al morder, las encías se limpian y se ejercitan.

Por último, recomendarte que realices una visita al odontólogo como mínimo una vez al año. Es la persona que mejor podrá estudiar tus encías y aconsejarte para prevenir tanto la gingivitis como enfermedades derivadas que requieren periodoncia.

¿Te hemos convencido? Si tienes alguna duda o crees que te podemos ayudar, es tu oportunidad. Solicita cita y estudiaremos tu caso para ofrecerte las mejores alternativas.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email